La relación entre el Core y el Suelo Pélvico

El hecho de tener un core tonificado aporta un rendimiento superior en la actividad física a la vez que mejora la calidad de vida, ya que es responsable de controlar, entre otros posibles pérdidas de orina.
Relación entre el suelo pélvico y el core - fisioteràpia - PHYSIO Clínica d'Osteopatia i Fisioteràpia

Cuando hablamos del tratamiento en el suelo pélvico debemos tener presente otros elementos de nuestro cuerpo que están estrechamente relacionados a él y tienen un papel muy importante en su correcto funcionamiento. En el mundo del deporte se habla desde hace tiempo del Core y de su importancia a la hora de practicar cualquier disciplina deportiva.

El core es la capa de músculos más profunda situada justo en el centro de nuestro cuerpo, las abdominales, el diafragma, lumbares, los multifida que rodean las vértebras y el suelo pélvico que sería la base de todo. Estos elementos trabajan de forma coordinada con los tejidos y músculos del suelo pélvico y entre todos ellos forman una especie de corsé que trabaja de forma automática para darnos apoyo y la estabilidad. El hecho de tener un core tonificado aporta un rendimiento superior en la actividad física a la vez que mejora la calidad de vida, ya que es responsable de controlar, entre otros posibles pérdidas de orina.

El suelo pélvico funciona de manera coordinada con el resto de elementos que forman el core y como cualquier otro grupo muscular, se puede debilitar, afectando a la coordinación del conjunto.

 

Tu core actúa de manera coordinada?

Para saberlo debes colocar boca arriba con las piernas ligeramente flexionadas y las manos sobre la barriga tal y como se muestra en la imagen. Basta toser y observar cómo reacciona la barriga. Si se contrae hacia dentro los músculos del core trabajan coordinadamente. Si la barriga se eleva, hay una descoordinación en el trabajo de los músculos del core y es necesario hacer una visita a un fisioterapeuta para detectar y corregir el problema.

Uno de los problemas más frecuentes resultado de esta descoordinación es la incontinencia urinaria que se presenta ante un esfuerzo como toser, reír o saltar que se ven acentuadas en los casos en que el suelo pélvico no es lo suficientemente fuerte.

Quines són les causes de debilitament i descoordinació del sòl pelvià?

  • Embarazo y parto
  • Dolor pélvico o lumbar
  • Malos hábitos posturales
  • Cargas de peso sin vigilar la postura
  • Deportes de impacto o abdominales hiperpressius.

 

Por lo tanto en algunos casos no será suficiente realizar ejercicios de Kegel o entrenar sólo el suelo pélvico sino que habrá que involucrar trabajo en el resto de elementos del núcleo o core, siendo indispensable un diagnóstico profesional.

Aquest artícle ha estat creat per:

Els articles són propietat intel·lectual de
PHYSIO Clínica d’Osteopatia i Fisioteràpia

Per a més informació podeu emplenar el nostre formulari de contacte.
O trucar-nos directament al 972 20 71 62.