Las bolas chinas pueden mejorar las relaciones sexuales y ayudarte con la incontinencia

La utilización de las bolas chinas se ha llegado a convertir en todo un reclamo sexual o incluso terapéutico, en el que se incluyen todo tipo de leyendas urbanas. Hoy intentaremos aportar una visión científica a su correcta y eficaz utilización 😉
bolas chinas relaciones sexuales

Índice de contenidos

Desde hace algunos años se ha puesto de moda la utilización de bolas chinas como reclamo sexual para proporcionar placer, pero no es del todo cierto que las bolas chinas nos den un placer sexual directo. Del mismo modo, que este “boom” se ha utilizado para potenciar una vertiente terapéutica como la solución a todos los problemas de suelo pélvico, pero hay que tener en cuenta que no es válida para todos.

Bolas chinas de plata

En este artículo queremos daros respuesta a preguntas que pueden surgir sobre una herramienta que puede ayudar a nuestro suelo pélvico.

Se ha demostrado que el uso continuado de las bolas chinas por parte de mujeres adultas y con un suelo pélvico sano ayuda:

  • A mejorar el tono de los músculos del suelo pélvico, que hace mejorar la irrigación sanguínea y la lubricación natural de la vagina, todo ello favorece una mejor calidad de las relaciones sexuales (orgasmos más largos e intensos, potenciar la sensibilidad sexual y recuperarla cuando la hemos perdido después de un parto).
  • Un suelo pélvico tonificado y fuerte ayudará a evitar incontinencias urinarias y disminuirá el riesgo de prolapso.

¿Qué son las bolas chinas y cómo funcionan?

Las bolas chinas son un mecanismo formado normalmente por dos bolas unidas entre ellas por un cordel, cada una de ellas, en su interior contiene una bolita más pequeña que choca contra las paredes de esta bola produciendo una vibración.

Esta vibración, que se produce cuando la mujer está en movimiento (no sirve de nada estar sentada o tumbada), provoca una contracción involuntaria y continua de los músculos del suelo pélvico, que produce un aumento de la irrigación sanguínea, la lubricación y el tono muscular.

Hay mujeres que pueden notar esta vibración, pero si no es así, por qué en el tercio superior de la vagina hay cierta falta la sensibilidad, esto no significa  que no esté siendo eficaz.

¿Bolas chinas o conos vaginales?

Primero explicaremos la diferencia entre tono muscular y fuerza muscular, el tono muscular sería la tensión involuntaria e inconsciente que tiene un músculo estando en reposo, mientras que la fuerza muscular sería la capacidad de este músculo para vencer una determinada resistencia contrayéndose de forma voluntaria y consciente.

Podemos tener mucha fuerza a los músculos en contraerlo de forma voluntaria (realizar una contracción del periné con fuerza), pero cuando éstos son requeridos para realizar una función inconsciente e involuntaria (ante un esfuerzo, estornudo, salto, retener orina, …) puede que no tengamos el tono adecuado para realizar esta función correctamente y aparezca una pérdida de orina ante el esfuerzo.

A la hora de realizar los ejercicios de Kegel se hace una contracción consciente y voluntaria de los músculos del suelo pélvico, así se entrena la fuerza muscular, al igual que cuando utilizamos los conos vaginales de diferentes resistencias, estamos entrenando la fuerza contrayendo los músculos para evitar que salgan. En cambio cuando llevo las bolas chinas lo que trabajamos es el tono muscular, ya que la vibración que se produce hace que los músculos del suelo pélvico trabajen realizando contracciones involuntarias e inconscientes.

suelo pélvico

¿Qué clase de bolas chinas, cuánto tiempo las utilizo, y para quienes están indicadas?

Hay una gran variedad de modelos de bolas chinas, una sola bola, dos bolas, diferentes pesos, …

¿Cómo escoger tus bolas chinas?

El tamaño

Generalmente el tamaño estándar es de 35 mm, aunque podemos encontrar modelos más pequeños para mujeres con vaginas más estrechas o pequeñas que hagan que se sientan mejor con ellas. Lo que es importante es que la bola o bolas se mantengan colocadas en el interior de la vagina y que la vibración se transmita a las paredes vaginales.

El Peso

Es importante comenzar con un peso que permita mantener la bola o las bolas en el interior sin problemas, ya que si utilizamos unas bolas muy pesadas, estas saldrán con facilidad y te sentirás frustrada con la terapia, además como ya hemos comentado anteriormente la su eficacia no se basa en el peso.

Si hay mucha debilidad muscular y no eres capaz de aguantar una bola, sería ideal que empezaras una rutina de ejercicios de Kegel (puedes colocar la bola china en el interior de la vagina y realiza las contracciones) para ir adquiriendo tono muscular y conciencia de la zona y los músculos a trabajar, hasta que seas capaz de aguantar la bola china y entonces realizar la terapia.

El tiempo

Generalmente se empezará por unos minutos diarios para ir aumentando progresivamente hasta llegar a trabajar con ellas unas 1-2 horas.

¿Para quién estan indicadas?

Las bolas chinas las puede utilizar toda mujer adulta y sana con un mínimo de fuerza en sus músculos del suelo pélvico.

Tanto como terapia preventiva antes de que aparezcan los primeros síntomas de disfunción en aquellas mujeres sanas que quieren fortalecer su suelo pélvico que se encuentran o, en un futuro, estarán en un grupo de riesgo (antes del embarazo, después del parto, mujeres con sobrepeso, en la menopausia, mujeres que practican habitualmente deportes hiperpressius o de alto impacto, estreñimiento crónico) o como terapia de mejora para tratar disfunciones (incontinencia urinaria de esfuerzo, mixta, disfunciones sexuales). Es muy importante acudir a un experto para que haga una valoración del suelo pélvico y nos indique la correcta utilización.

Los casos en los que no deberían usarse bolas xinas:

  • Embarazo
  • Quarentena
  • Cuando hay infecciones de orina o vaginales
  • Cuando se siente dolor al llevarlas puestas
  • Durante las seis semanas siguientes de una cirugía genito-urinaria o pélvica.

Autor del artículo

Xavier Hugas

Xavier Hugas

Osteòpata D.O. i gerent de PHYSIO.

¿Què és PHYSIO?

PHYSIO es un centro médico de Girona especializado curar o paliar el dolor y afecciones de personas de todas las edades mediante la osteopatía, la fisioterapia, masajes y otras terapias físicas.

Síguenos en

Otros artículos

Visita nuestras especialidades

¡Envíanos un mensaje!

libero eget tempus felis id, porta.
cookies

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.