La Ciática: tipologías, causas y tratamientos

Esta semana el Sr. Hugas nos explica los detalles de la Ciática. Qué causas la provocan y qué tratamientos se dispone para mitigar el dolor o prevenir su aparición.
tratamiento de la ciática. PHYSIO

¿QUÉ ES LA CIÁTICA?

La ciática o dolor lumbo-ciático, coloquialmente conocido como “ataque de ciática”, es una afección inflamatoria que puede ser aguda o crónica, y es consecuencia de un trastorno intervertebral degenerativo. Es decir, una afección ocasionada por la irritación del espacio que hay entre las vértebras lumbares donde estan ubicadas las raíces nerviosas y el disco intervertebral, la conocida hernia discal o protusión discal.

fisioterapia para el tratamiento de la ciática.

La ciática o Lumbo-ciática, es el dolor que proviene de las raíces lumbares y recorre toda la pierna hasta los dedos del pie.

Proyección del Dolor de la Ciática

El dolor de ciática tiene una proyección o textura diferente en función del nivel intervertebral de la lesión.

Afecciones típicas:

  • La clásica S1: dolor por la parte posterior de la pierna hasta la planta del pie. Corresponde a la primera raíz sacra y la quinta vértebra lumbar.
  • L5-S1: dolor desde el glúteo que desciende por la parte exterior de la pierna hasta los laterales del gemelo y la cara externa del pie.
  • L4-L5: el dolor se distribuye por la parte externa y anterior del muslo, la tibia y el dorso del pie.
  • L3-L4: también conocida como Croràlgia (afección del nervio crural). Tiene una distribución por la cara anterior del muslo hasta el arco interno del pie y el dedo gordo.

Afecciones atípicas (se pueden confundir con otras lesiones):

  • L2-L3: su distribución es por la cara interna del muslo (aductores) y la rodilla.
  • L1-L2: es la afección ciática más alta y se puede confundir fácilmente con un cólico nefrítico (ataque de piedra en el riñón). Sigue la trayectoria del nervio genito-abdominal, que distribuye el dolor desde la parte baja de las costillas, pasando por la zona abdominal lateral, hasta la ingle y el testículo correspondiente en los hombres, o el labio mayor en las mujeres.

Texturas del dolor ciático

El dolor ciático manifiesta diferentes texturas o sensaciones en función de su carácter temporal:

  • En la ciática aguda o reciente: la textura puede ser de descarga eléctrica, hormigueo (parestesia) o insensibilidad en la piel (hipoestèssia).
  • En la ciática crónica: se añaden a los dolores anteriores, sensaciones de quemazón, hipersensibilidad (disestesia) o sensación de herida profunda. Es un conjunto de texturas llamado Dolor Neuropático.

Normalmente la ciática no suele impedir la movilidad de las personas. Sin embargo, el dolor suele ser constante y a partir de cierto grado de irritación éste puede aumentar en las fases de reposo.

Según el test de movilidad de Owsbestry, que denota la capacidad de movilidad de una persona, a partir del 80% (incapacidad máxima) se considera que una persona tiene que estar postrada en la cama.

Causas de la ciática

Las razones que provocan estos dolores en las personas suelen ser la degeneración del disco intervertebral y el conflicto de espacio con el nervio intervertebral:

  • La vida sedentaria
  • Aumento de peso
  • Sobreesfuerzo laboral
  • Prácticas deportivas de alto impacto
  • Mala educación postural en la vida cotidiana.

Pero de manera menos frecuente pueden ser ocasionadas debido a un traumatismo o lesión vertebral.

Tratamientos del dolor ciático.

Los objetivos del tratamiento de la ciática se pueden clasificar y establecer tanto a corto plazo, como a largo plazo:

Los objetivos a corto plazo se concentran en el alivio de dolor y la mejora en la funcionalidad del paciente mediante un tratamiento antiinflamatorio con terapia física, laserterapia, electroterapia, ultrasonidos y magnetoterapia.

Las terapias manuales, como los masajes, están totalmente contraindicadas cuando la tipología de la ciática es de carácter agudo.

Al menos hasta que se haya logrado disminuir el malestar del paciente, ya que pueden incrementar el cuadro de dolor.

Los Objetivos a medio o largo plazo son la base en la prevención de este tipo de dolor, y consisten en tratamientos osteopáticos para mejorar la biomecánica general, reeducación postural y escuela de espalda con el objetivo de conseguir un nuevo nivel de tolerancia y adaptación del paciente a la fuerza de gravedad.

Recomendaciones en su prevención

Las recomendaciones en la prevención de este tipo de dolores son muy parecidas a las de la lumbalgia:

  • Tener cuidado de la higiene corporal: alimentarse de manera saludable, vigilar los aumentos de peso y hacer ejercicio físico moderado.
  • Procurar un correcto descanso de 8 horas ininterrumpidas.
  • Hacer una revisión o un tratamiento osteopático 1 o 2 veces por año.
  • Hacer ejercicios de reeducación postural en la escuela de espalda.

Si estás sufriendo dolor agudo o crónico, nosotros podemos ayudarte. Somos especialistas en el tratamiento de este tipo de afecciones.

Aquest artícle ha estat creat per:

Osteópata D.O. i Gerente de PHYSIO.

Els articles són propietat intel·lectual de
PHYSIO Clínica d’Osteopatia i Fisioteràpia

Per a més informació podeu emplenar el nostre formulari de contacte.
O trucar-nos directament al 972 20 71 62.